top of page

Beijing, una aventura única

Beijing es una de nuestras ciudades favoritas en el mundo. Es totalmente diferente a lo que acostumbramos ver en occidente, por lo tanto constituye una aventura única: otra comida, otro idioma, nueva forma de hacer TODO. Además de esto, la conservación de la ciudad tal como fue originalmente le da una magia sin igual, con enormes palacios, templos, etc.  



DATOS

  • China 1.600 millones de habitantes! El país más poblado del mundo//Beijing: 25 millones de personas

  • Datos chinos:El metro de Beijing tiene traducción al inglés desde Beijing 2008

  • Acaba de aprobarse ley que permite a los chinos tener un segundo hijo

  • Religión: ateos en su mayoría, luego budista.


CONSEJOS ANTES DE EMPEZAR

  • VIVE CHINA COMO UNA AVENTURA y Relájate. Nunca pienses que está bien organizado algo, va a funcionar rápido o los chinos serán eficientes.

  • MUY POCA GENTE HABLA INGLES: Nosotros intentamos con un traductor que bajamos allá, que es de Baidu (como el google de allá), pero el chino tiene variantes que no pueden traducirse literalmente, entonces no siempre podrán comunicarse adecuadamente. Cómo le digo a un taxi mi hotel si la traducción no es correcta? Un consejo: tener una caja de fósforos o una bolsa de té donde salga el nombre y dirección del hotel en chino (letras chinas no la traducción a nuestro alfabeto).

  • Tarjeta: No. En el hotel fue el único logar que pudimos pagar con tarjeta. El consejo es cambiar todo el efectivo que necesites en el aeropuerto. En China hay control de capitales, entonces cambiar dólares por yuanes en un banco es un trámite muy molesto y lento.

  • Baños: Hay baños públicos en todas partes. Muchas veces los restaurantes no tienen baño y deberás ir a uno público. Aquí fue nuestro primer enfrentamiento con los baños asíaticos. No hay tasa en el baño, por lo que tendrás que arreglártela para hacer tus necesidades en un hoyo. Una aventura sin duda.

  • Estadía recomendada: mínimo 4 noches. La ciudad es ENORME!!!

  • La estafa del té: Se te acercan dos chinas diciendo que quieren hablar contigo porque quieren aprender inglés. Te llevan a un agradable lugar para seguir esta conversación donde amables mozos te traen jarras de té. Todo bien hasta que llega la cuenta y descubres que debes pagar 200 dólares. Ellas amablemente te ofrecen “dividirla”, pero aun así es terrible y te das cuenta que había un acuerdo previo entre el restaurant y ellas. Has caído…. Cómo sabemos? NOS PASÓ

  • Google? Está bloqueado y todo tipo de redes sociales también. Lo que hace la gente que vive en China es que compra un chip y activa un VPN externo (lo cual hace como si el teléfono “no perteneciera” a China sino a un país extranjero) para desbloquear Whatsapp, Facebook, Gmail, etc.

  • Comer: Comer en China es una aventura en sí misma. Principalmente porque los menú usualmente no están traducidos y tienen “fotos” de los platos. El problema es que la foto del plato muchas veces no tiene nada que ver con lo que llega. La invitación es a dejarse llevar y probar cosas nuevas, finalmente a eso uno va a China. La comida local en Beijing debiera costar entre 7-9 dólares por persona con cerveza o algo para tomar. Comer comida internacional es posible, pero en general es bastante más caro.




ALOJAMIENTO Y TRANSPORTE

El consejo es quedarse cerca de Forbidden City, además de que es una más lindas atracciones, esta ubicación permite estar cerca de varios otros lugares interesantes a distancia caminable y tener el metro cerca. Beijing es ENORME!, es imposible abarcarlo caminando. Por lo tanto, el consejo es moverse en metro que funciona muy bien.


LUGARES PARA VISITAR

Forbidden City

La famosa "ciudad prohibida". La ciudad amurallada se encuentra en pleno centro de Beijing. Hogar de dos dinastías imperiales es la ciudad antigua preservada en la actualidad más grande de China. Durante nuestras casi seis horas de recorrido descubrimos la lujosa y apoteósica vida de los emperadores: enormes galerías de arte, salas de teatro, salones ceremoniales, referencias a los dioses y animales. Algo muy divertido que nos pasó fue que harta gente nos pidió sacarse una foto con nosotros, nos sentimos como estrellas de cine por un momento.



Hutongs

A pesar de las grandes atracciones turísticas, nos dimos cuenta que la magia de Beijing está en el recorrido por los callejones antiguos o "hutong" (que han sido demolidos para construir el Beijing moderno) donde se percibe realmente cómo vive esta gente. Autos de tamaños curiosos, muchas bicicletas y tuc tuc, frutas nuevas, ferias y baños públicos. Y la gente muy amable. No hay cómo pagar con tarjeta de crédito, así que fuimos al banco donde descubrimos una interesante colección de oro.



Bell y Drum Tower

Caminando por las calles de Beijing aprovechamos de participar de algunos juegos callejeros con los amables chinos. Al final de una plaza nos encontramos con las Bell y Drum tower (construidas en 1272 tambores y campanas marcaban las horas del día). Una al frente de la otra.



Jinghsan Park

Uno de los pocos cerros que hay en Beijing, representa un escudo feng shui para proteger la ciudad prohibida de los malos espíritus. Desde aquí la mejor vista de la ciudad. En este lugar uno de los emperadores Ming se colgó al ver que los rebeldes traspasaban las paredes de la ciudad. También pueden verse bailes típicos.


La gran muralla china

Importante!! La muralla china tiene muchos sectores y los tours se toman desde Beijing. OJO: La gente que trabajaba en la agencia que nos tocó a nosotros no hablaba en inglés, por lo que es importante conseguirse una foto o lo que sea para señalizar el lugar al que se quiere ir.

El sector más popular es Badaling, sin embargo es más turístico y menos escénico que Mutianyu (que fue el que escogimos nosotros). Este sector de la muralla requiere cierta preparación física porque tiene grandes desniveles y muchas escaleras, pero sin duda es más bonito metido entre una vegetación muy rica y con vistas impresionantes.

Con 7.500 km y construida desde el año 200 AC. A pesar de que el bus que nos llevaba se quedó en pana y perdimos 4 horas en eso, da todo lo mismo, es espectacular. La caminata nos sorprendió porque la dificultad fue mayor a la esperada (muy empinado).



Tumbas dinastía Ming

Incluido en el tour. Es donde están enterrados 13 de los 16 emperadores Ming. Solamente tres tumbas están abiertas al público y visitamos una de ellas: la de Yongle.


Fábrica de Jade

Incluido en el tour. Además fuimos a una fábrica de jade, la piedra típica de los chinos. Pasamos por la villa olímpica y descubrimos que las medallas de 2008 contenían esta piedra. En el recorrido conocimos muchos extranjeros en la misma dinámica que nosotros.


Temple of heaven.

Es un enorme templo de 260 hectáreas que contiene varios "highlights". Aquí está el icono de Beijing y para nosotros el templo más espectacular de todos: el Salón para las buenas cosechas. Aquí aprendimos sobre los ritos de los emperadores hacia sus dioses, y entendimos que todo lo construido tiene un sentido, ya sea desde la representatividad (formas, símbolos, números) o desde la ingeniería (capacidad, dirección del sonido).



Lama Temple

Queríamos entender un poco más sobre budismo, así que fuimos al Lama Temple. En la entrada nos dieron unos inciensos que se prenden en señal de adoración. Quedamos admirados por su arquitectura, pintura y por sobre todo las esculturas. En el final hay una estatua de Maiyetra Buddha de 26 metros. Impresionante. Aquí se respira un respeto enorme por el silencio de quienes practican el budismo. Sorprendente por lo poco que respetan los chinos el silencio en general, habla de que esto es muy importante para ellos.



Plaza de Tiananmen

La plaza pública más grande del mundo con 440.000 metros cuadrados. Aquí se reúne la cultura ancestral china con el comunismo (señal de esto es que la puerta de la ciudad imperial tiene una enorme foto de Mao). Este es el corazón de Beijing donde además han ocurridos históricos incidentes. Mucho extintor al rededor y un control de seguridad al entrar a la plaza lo demuestran (además de micrófonos y un circuito cerrado de tv). En el control de seguridad los guardias revisaron minuciosamente a sus compatriotas y al vernos a nosotros sonrieron y nos dejaron pasar (una extraña forma de discriminación).



Palacio de Verano

A 12 kilómetros de Beijing se encuentra este palacio maravilloso que las dinastías usaban para escapar del calor de la capital. Tiene 300 hectáreas y se encuentra en el borde del lago Kumming. Está lleno de torres, galerías y jardines. Requiere al menos una tarde para visitarlo con calma.


RESTAURANTES (COMIDA QUE PROBAR)

- Dim sum: deliciosos dumplings (como gyozas) rellenos de verduras y carnes de diferentes tipos además acompañados con sopa.

- Pato Pekinés: El plato pekinés por excelencia. IMPERDIBLE. Nosotros recomendamos el restorán Quanjude. 


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page