top of page

Marrakech, una ciudad llena de color

Actualizado: 5 feb 2020

Marrakech es una ciudad donde conviven dos mundos que serían incompatibles en cualquier otro lugar: el casco antiguo, peatonal, caótico y sin señales de desarrollo alguno, con un sector nuevo en el cual están los centros comerciales con las mejores tiendas, además de plazas, áreas verdes y autos caros por todas partes. Un lugar mágico sin lugar a dudas...



ALGUNOS DATOS ANTES DE EMPEZAR 

  • Rey: Mohamed VI

  • Religión: Islam  98% 

  • Moneda: Durham

  • Dato anecdótico: No hay camellos en Africa, solo dromedarios.

  • Comer es barato. Nos cuesta en promedio 5,5 dólares por persona y en general hay muuucha comida local para compartir, por lo que es súper conveniente. Ahora, algunas veces se agotarán de la comida local y buscarán un restaurant internacional  que puede costarte 10 dólares p/p. 

  • Alcohol: El trago ES MUY CARO porque hay pocos lugares donde se vende. Todo cuesta el triple o más que en España. 

  • Tarjeta: Llevar efectivo. La tarjeta se acepta en algunos lugares.

  • Es bastante útil hablar francés

  • TODO es negociable

  • Hay agua potable y hemos comido de todo en cualquier parte (incluso ensaladas).

  • NO LLEVAR DRON, te lo van a retener en el aeropuerto y tendrás que pagar!!

  • Estadía recomendada: tres noches mínimo.



ALOJAMIENTO

Para alojar hay muchísimas alternativas, tanto dentro como fuera de la Medina. A nosotros nos comentaron que la Medina era bastante peligrosa de noche, por lo que optamos por un hotel fuera de ella. 


Dentro de la Medina, unos amigos nos recomendaron el Riad Papadou. Cuesta cerca de 45 euros la noche. Es limpio, lindo y bien ubicado.


TRANSPORTE

  • Dentro de la medina: Se camina para todos lados

  • Fuera de la Medina, se puede caminar y tomar taxi.

OJO: El marroquí siempre intentará hacerse “el vivo” con el turista y esto obviamente incluye a los taxistas. Consejo: Negociar todo claro desde antes, para no llevarse sorpresas.


LUGARES PARA VISITAR

Tumbas Sadies.

Este lugar fue mandado a construir por Ahmed al Manzur para las tumbas de la dinastía a la cual pertenecía y otros personajes cercanos al gobierno. Más tarde, Al Ahui ocultó estas tumbas para opacar esta dinastía. Sin embargo, fueron descubiertas el 1917 y abiertas al público.



El palacio Bahía

Del siglo XIX y construido por Si Moussa. El invitó a los franceses a este palacio y luego éstos se lo tomaron y lo nombraron sede del protectorado en 1911. El Haren es el lugar más importante del palacio Bahía donde vivían las 4 esposas y 24 concubinas.



Palacio El Badi

Muy distinto a todas las construcciones que vimos en Marruecos, nuestro favorito sin lugar a dudas. Construido el Siglo XVI por Ahmed Al Manzur para celebrar el triunfo sobre los portugueses. El Sultán Moulai Ismail tomó sus riquezas para construir la capital imperial en Meknes, lo cual impiden ver su esplendor original.



La Medina

Fundada por los almorávides en 1070-72 se convirtió en la capital y en el centro económico-político y cultural de estos nómadas. Las murallas son del siglo XII (1126-1127) y se crearon para proteger a la ciudad de los Almohades del sur. Al entrar te tele transportas automáticamente a esta época porque se ha respetado la exclusividad peatonal, las vestimentas y la infraestructura. Algunas atracciones que se pueden ver aquí son las puertas (son 19 en total, pero las más conocidas son Bab Agnaou y Bab er Robb), el palacio de El Badi, el mercado, la plaza Jamma el Fnaa. Al norte de la Medina, están la Mezquita de Alí Ben Youssef, la Madrasa del mismo nombre y el museo de Marrakech.

Mezquita Kutubía

Al oeste de la medina de Marrakech se encuentra la Mezquita Kutubía. Construida en el siglo XII, tiene 66 m de altura y es el edificio más alto de la ciudad (está prohibido construir edificios más altos). Patrimonio de la Humanidad. 



La plaza de Jamma el Fna

El centro de TODO. Este es el caos más lindo de Marrakech y la experiencia más increíble. En la misma plaza hay actividades religiosas, pesca milagrosa con bebidas, encantadores de serpientes y de monos. Todo lo que quieras está en un solo lugar. El “Old Delhi” de Marruecos.

Es interesante que puede ser un panorama bastante tranquilo durante el día y en la noche se transforma en un caos total donde se instalan miles de cocinas ambulantes y la gente se reúne para comer y disfrutar de distintos espectáculos.


Mercado

El corazón de Marrakech tiene alrededor miles de tiendas donde el regateo es deporte nacional: Cueros, textiles, ceramicas, frutas, dulces, especias.



RESTAURANTES Y BARES

  • Comida Internacional: Beats Burger en pleno Mercado de Jamma el Fna con una terraza impecable y contundentes porciones.

  • Restaurante Snack derb dabachi: buena comida local a buen precio.

  • Comida típica para probar: El Couscous estaba muy bueno y los tajines, en sus distintas versiones, también.


Para saber más sobre otros destinos de Marruecos te invitamos a revisar nuestros post:

112 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page